Articulo: El Chanceo y Los tipos de Chanceros más Populares.


Muchas veces pasa que  estás con tus panas y sale otro loco "vamos a chancear a esas niñotas" y tu te quedas pegao!! WTF. Aqui en este articulo enrriquesedor te enseñaremos lo básico para hacer un buen chanceo, de que trata el tema, Terminología, tipos de chanceros y más.

Es muy claro que no hay una definición concreta en la real academia española de la palabra chanceo, pero coloquialmente es un sinónimo de una de las actividades más viejas del mundo: EL COQUETEO.

Esta actividad es llevada a cabo por dos o más personas. La primera es el chancero este personaje se encarga  de comenzar con la socialización pero con  la intención de llegarle, acercarse, parecerle interesante, tantear el terreno, echarle los perros, buscarle pelea, pelarle el diente, echar una cana al aire, etc. Las otras personas, sea o no del mismo sexo;  son el chanceado o chanceados.

Tipos de Chanceros

El chancero tira la piedra y esconde la mano. (Mosquitus muertus). Es el más común de todos. Todos (me incluyo) alguna vez hemos sido así. Hace comentarios picantes, tira puntas, hace preguntas pero trata de no “dejar evidencia” de su “travesura”. Es que el que menos puja echa una lombriz y quien menos uno piensa ha chanceado, así sea a la conserje del edificio.

El chancero descarado. (Caradurus máximus). Este tipo de chancero NO CREE EN NADIE. No respeta anillo de matrimonio, estatus de Facebook, edad, mes de embarazo, cercanía de la pareja propia o de la chanceada, rango, raza, cargo, idioma, en fin. Son los propios Don Juanes y tienen una labia que hipnotiza.

El chancero tímido o newbie. (Párvulus engañosus). Es aquel que por mensaje de texto, Twitter, chat o cualquier otra vía de comunicación que no sea la personal dice y hace de todo, pero que en persona es UN TOTAL FIASCO. Duran poco siendo así, pues rápidamente evolucionan a otra especie de chancero, sin dejar de ser un fake. Por lo general son adolescentes o personas con una autoestima bajo cero.

El chancero tecnológico. (Plaguis extremis). Es la especie de más rápido crecimiento hoy en día. Crecen a la par de las nuevas tecnologías de comunicación, redes sociales e internet. Parecen ser (a veces es pura apariencia) expertos en los temas tecnológicos, informáticos y de Social Media. Por los general son Tukkys (de los cuales pronto escribiré un post).

El chancero selectivo. (Selectum cazadorus). Ataca sólo a aquellos que tengan gustos e intereses en común con él. Si te gusta la cocina marroquí y por casualidad te consigues con un chancero que también ama esta actividad, ¡BINGO! ¡Salió tu número! Te lo ganaste. Tendrás ahora que demostrar que te gustan otras cosas para quitártelo de encima, a menos que te guste la guachafita.


El chancero #ForeverAlone. (Hermitañus rezagadus). El cual nunca pega una, nadie le para, todos lo ignoran (por feo, bobo o porque definitivamente es tarado o aburrido) y siempre se queda solo en su casa disfrutando de un agradable #FapFapFap. Este es el tipo de chancero que visita páginas de encuentros y búsqueda de pareja o cuentas de Twitter para gente como ellos, tales como: @otroamor@LigandoAndo o @ligarsinpagar, entre miles que pululan por la web.

El chancero poetwitero o filósofo de facebook. (Ridículus mayúsculus). Es ese chancero que ataca con frases rebuscadas y poesías baratas, tratando de ablandar corazones y de ganar reconocimiento con frases de Einstein, Paulo Coelho, Arjona, Churchill, y cuanto personaje famoso y pensante puedas imaginar. Fácilmente los reconoces al leer frases que evidentemente ellos NO PODRÍAN PENSAR SOLITOS.

El chancero oportunista. (Cizañerus notorium). Es aquel que aparece justo cuando se entera que terminaste con tu pareja y empieza con el acoso. A veces es el mejor amigo de tu pareja o se encuentra en tu círculo de amigos, pero apenas se entera de que entre Uds. existe alguna crisis, discusión o ruptura, aparece para tentar, mal poner a los demás y ver qué consigue.

El chancero consolador. (Lamentus intrépidus). No, no hablo del mejor amigo de las damas, sino de aquel chancero que anda en constante caza de personas despechadas, tristes y desconsoladas por alguna ruptura amorosa o fracaso personal. Si andas depre y de repente te envían un DM que dice: “Tranquila mi cielo, eso pasa, podemos salir a bailar y tomarnos unos tragos para que te sientas mejor”, ya sabes a lo que te estás enfrentando.

El chancero “Estrato A” o Clase Alta. (Stratus excelsium). Es aquel que porque tiene un apellido reconocido, un papá con plata o una mamá famosa, se cree que tod@s quieren con él. Usa su “billete”, su posición o sus lujos para impresionar. Por lo general son pobres diablos que no tienen otra cosa que hablar que de su posición social y su dinero.

El chancero supervisorio. (Patronus fornicatum). Es aquel que en un trabajo, oficina u organización se encuentra uno o más escalafones por encima de ti, y se vale de esa posición para el chanceo. Es uno de los chanceros mas peligrosos, pues todo acabará mal y muy probablemente uno de los dos se tenga que ir de ese empleo… y la cuerda siempre revienta por lo más delgado. ¡Cuidado!

El chancero asalta cunas. (Irruptio cunae). Es aquel que siente predilección por criaturitas de menor edad. Este tipo de chancero es de los más bajos y básicos que hay, pues se vale de la inexperiencia de sus víctimas para lograr sus objetivos.

El chancero coje viej@s. (Vejestorium lascivius). 
Su nombre lo dice todo. Es aquel que siente predilección por las momias y los museos, las hemerotecas y las bibliotecas de libros mohosos. Le encanta todo lo que huele a viejo y a rancio, por lo que las arruguitas y las canas son lo suyo. Por lo general los reconoces porque usan de ringtone en su celular al famoso y conocidísimo “Caballo Viejo” de Simón Díaz. (O si estás clara en que ya no eres una quinceañera y el chancero en cuestón, muchísimo menor que tu, te ataca con vehemente insistencia).

El chancero quesúo. (Morbosus extremus). Es ese que cuando te habla parece mata de lechosa o mango verde recién cortado. Su estrategia es hablar de sexo, preguntar de sexo, alardear de sexo y comentar de sexo. Como el sexo vende, el sexo atrae y todos pensamos en sexo, obviamente que este tipo de chancero escoge el camino más fácil para llegar a su presa. NO RECONOCERLOS DE INMEDIATO es imposible.

El chancero laboral. (Caninus malucus). En todo lugar de trabajo siempre hay alguien que quiere con tod@s o que apenas llega un personal nuevo a trabajar, se le pega como mosca. Es un chancero con el que hay que aprender a convivir todos los días, a tal punto de llegar a acostumbrarte a él y hasta agarrarle cariño. Son inofensivos, la verdad.

El chancero chulo. (Mamandinis constantis). Es aquel que busca una retribución (económica) por parte de sus chancead@s. Por lo que siempre apunta a buscar gente con plata, viejos con billete o viejas vagabundas y explotadas. Son los propios Gigolós o Divas gasoliner@s que prefieren víctimas con carro para que los saquen a comer y a pasear.

El chancero ordinario. (Brutus obtusus). Es aquel que tiene el tacto EN EL CULO. Ataca y acosa de una manera tan ordinaria y soez, que lo que da es vergüenza. Este tipo de chancero es una variante del chancero #ForeverAlone, pues con tal carencia de sutileza sólo logra conseguir presas verdaderamente desesperadas y necesitadas de afecto y atención (feas, obesas, solteronas y así), que muy probablemente le proporcionen amor por una noche o un ratico nada más.

El chancero del transporte publico. (Onerariam pegostosus). Es aquel que en el bus, en un avión, en un viaje largo, en un paseo en tren o cualquier otro medio de transporte urbano u sub urbano te lo consigues presto a chancearte. Incluso puede ser hasta el chofer del taxi o el piloto del avión; uno nunca sabe. Lo que sí es cierto es que esta especie prefiere este tipo de encuentros furtivos y ocasionales, y siempre aparecen cuando menos te los esperas.

El chancero camaleón. (Personalitis nulis). Es aquel chancero que no posee personalidad propia y para acercarse a su víctima, finge gustarle todo lo que a ésta le gusta. Si te gusta el cine japonés, muy seguramente este chancero fingirá ser un experto en manga, animé, hentai y todo lo que suene a sushi. Si te gusta la música tecno, el camaleónico chancero dirá que es todo un ecléctico conocedor del drum & bass, house, DJ’s de moda y locales nocturnos. Este tipo de chancero es fácilmente reconocible porque tarde o temprano su total carencia de personalidad lo delatara.

Si conoces otro tipo de chancero, opina y comenta tu experiencia, comparte en tus redes sociales.


No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.